lunes, 25 de mayo de 2009

Pauwel Kwak


Esta otra cerveza también belga, tiene una historia. Se sirve en un vaso muy peculiar ya que no tiene base. Se sujeta con un aparato en madera que recuerda a los estantes para probetas científicas. Y es así desde 1971, año en que Pauwel Kwak empezó a destilarla y servirla en esos vasos que patentó y que servían para que los conductores de carruajes pudieran beber cuando paraban a sus clientes en el bar. No podían dejar los carruajes, y la genial idea del tabernero les proporcionó una manera pa cocerse facilmente.

Esta cerveza es de color oscuro, muy espumosa y de doble fermentación. Al inicio de sabor amargo, es otra cerveza fuerte, aunque su sabor no perdura mucho haciendo que entre de manera muy fácil además de dejar un regustillo dulce rico. Su alto contenido en alcohol, 8'4%, la hace además peligrosa.



Lo primero que me llamó la atención en la etiqueta fue el nombre, en grande y centrado: KWAK. A partir de ahí ves la figura de un tio. La cerveza se llama Pauwel Kwak y debajo aparece ese mismo nombre en una firma. ¿Quién sería este tio? Pues eso, consiguió su cometido.

Contenido en alcohol: 8'4%

VEREDICTO: Muy rica, de fácil beber y peligrosa. He leido que deja una resaca de miedo, así que casi mejor despacito y disfrutando.

1 comentario:

Serpiente dijo...

Totlamente de acuerdo con el indice de peligrosidad.

En un experimento que lleve a cabo sometimos a un individuo (yo) a la ingesta de dos Kwak, una tras otra (en c.n.: dia entre semana, sin beber nada mas, a las 19:00 y teniendo que ir a clase al dia siguiente). El resultado fue una resaca de nivel 1 alto al levantarse al dia siguiente.